viernes, 5 de junio de 2009

Vivir muriendo y morir viviendo

El ermitaño es una víctima consagrada a Dios, muriendo para el mundo y para sí mismo, ofreciendo su vida en holocausto y sacrificio,en el anonimato, en pobreza y castidad perfectas, en oración, soledad, silencio y penitencia tratando de reparar por los pecados propios y del prójimo. Viviendo sólo de amor para el Amor.

4 comentarios:

  1. Vivir muriendo y morir viviendo, parece un contrasentido, pero a dios gracias, logro entenderla. Sus palabras me trajeron a la memoria un Tío sacerdote que amo con el alma, y que en sus enseñanzas me decía:
    - “Hija, uno tiene que aprender a morir en las cosas, para nacer a la vida eterna. Siempre morimos a algo para nacer a otra vida.”
    Y para que le entendiera me dijo, uno muere a la minoridad para nacer a la adultez responsable, uno muere a la soltería para nacer al matrimonio. Uno muere a la virginidad para nacer a la maternidad. Uno muere al matrimonio para nacer a la viudez.
    Se muere a la vivienda que vende para nacer al nuevo hogar que instala en otro lugar.
    Y como con las cosas, me lo enseñó con los dolores, con las pérdidas amadas, con las injusticias, con los imponderables.
    Me grabó a fuego en el Alma, que aún lo más terrible, lo más injusto vivido fenece para darnos un hijo nuevo, un renacer a otra vida, el que debemos ver siempre con amor y aprender a descubrir lo bueno que nos trae.

    ResponderEliminar
  2. hola soy de argentina y tengo vocacion a la vida eremitica por favor si alguien me puede ayudar para saber como tengo que hacer .. lo agradescO
    DIOS TE BENDIGA!espero su respuesata
    jenny_pro87@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Yo le encargo oraciones hermanas para que también yo pueda dar mi vida en un ermitorio.Vengo de Brasil y me gustaría poder contactarme con usted para que me orientara en este camino. Soy monja carmelita.DIOS SE LO PAGUE MADRE POR CARIDAD REZE MUCHO POR MI.
    MI Correo.mglorialeite@hotmail.com

    yo tengo vocación eremítica pero no sé que pasos tengo que dar.Estoy este año con indulto de exclaustración,pero como no conozco a ningún padre ni obispo que me pueda orientar,hoy por gracia pura de Dios le encontré en este sitio.

    ResponderEliminar